Skip to Content

Comunicado Oficial: COVID – 19

Ante las alarmantes noticias procedentes de los diferentes ámbitos internacionales sobre la evolución del Coronavirus, en SII Argentina elaboramos el Plan de Contingencia y Continuidad del Covid-19 y activamos el Nivel 2, en un primer momento, y Nivel 3 posteriormente, consistente, entre otras muchas medidas, en la puesta en marcha de todos los nuestros servicios en la modalidad de teletrabajo, todo de acuerdo con toda la normativa vigente de la República Argentina.

Nos es grato informarles que, por el momento, todos nuestros servicios se mantienen con total normalidad ya que todos nuestros colaboradores han podido activar la modalidad de operación remota.

Asimismo, desde aquí y apelando a nuestra responsabilidad empresarial y conciudadana, hacemos una llamada a todos nuestros grupos de interés, clientes, proveedores y colaboradores para que tomen las medidas necesarias y actúen facilitando la labor a las autoridades y a los profesionales del sector sanitario a los que aprovechamos este comunicado para agradecerles sinceramente el gran esfuerzo que están realizando y les brindamos toda nuestro apoyo y cooperación.

Por último, queremos agradecerles su comprensión ante estas medidas y pedirles disculpas de antemano si alguna de ellas puede provocarles algún inconveniente, pero creemos que obedecen al bien común, que están orientadas a preservar la salud de las personas y que también tratan de salvaguardar los compromisos adquiridos con ustedes. Si requieren más información sobre las medidas de actuación, el Plan de Contingencia o cualquier otra cuestión relacionada, no duden en usar nuestros canales de comunicación habituales, están plenamente disponibles, así como el de todo el equipo directivo de SII Argentina.

Dirección SII Argentina

El Grupo SII celebra 40 años de compromiso tecnológico

El Grupo SII cumple 40 años y, como parte de la gran multinacional tecnológica, SII Argentina celebra con ellos este día tan especial.

Bajo el lema “Imagina el mundo del mañana con nosotros”, el Grupo SII celebra su aniversario. Presente en 19 países y hasta en 4 continentes, su historia es una historia de crecimiento constante y de innovación tecnológica.

Des de 1979, el Grupo SII ha sido testigo del avance de la tecnología y ha acompañado a sus clientes en su camino hacia la Transformación Digital. Cuatro décadas más tarde, el Grupo fija su mirada en el futuro y se reafirma en sus valores fundacionales: la proximidad, la innovación y el compromiso con la calidad.

El Grupo SII publica sus cifras de ingresos anuales del año fiscal 2018-2019

Impulsado por su experiencia tecnológica, el Grupo SII ha registrado una facturación anual de 631,4 millones de euros, lo que significa un aumento del 12,6% superando la dinámica de su mercado de referencia. El año fiscal 2018/2019, finalizado el pasado 31 de marzo, terminó con un cuarto trimestre un 11% superior al mismo periodo del año anterior en cuanto a facturación.

 

La solidez de los resultados fiscales del año fiscal 2018/2019 demuestra la capacidad del Grupo SII para anticiparse y responder a las necesidades de sus clientes, gracias en particular a la buena marcha de sus filiales fuera de Francia. Sobre la base de esta sólida experiencia, el presidente del Grupo SII Eric Matteucci, se ha mostrado confiado en que los resultados del Grupo continúen ofreciendo en el futuro la dinámica de crecimiento mostrada en los últimos años.

El crecimiento observado este último año, de un 12,6% respecto al periodo anterior, conserva los dos dígitos que el Grupo había logrado de forma consecutiva durante los últimos cuatro años. Por terriorios, la facturación en las filiales del Grupo representa el 46% de la del total del Grupo (un 2% más que en 2017/2018).

En el apartado internacional, la facturación ha superado los 289 millones de euros, aumentando el volumen de negocio un 17.7% con respecto al año fiscal anterior. El crecimiento orgánico (actividad corregida por efectos de moneda) fue de 18.9%, mientras que en lo que hace referencia a los resultados de este último trimestre, la actividad internacional del Grupo ha superado los 78 millones de euros.

El auge del Grupo SII en el apartado internacional viene impulsado por el crecimiento de casi todas sus filiales, destacando especialmente el desempeño en Polonia (+ 27%), Chile (+ 114%), Canadá (+ 59%), España (+ 15%)  y Rumania (+ 13%).

Con una facturación en la línea de sus expectativas, el Grupo SII ha cumplido su objetivo de aumentar el margen operativo para todo el año fiscal. Con respecto a las tendencias en el sector y las perspectivas positivas para 2019 publicadas por representantes y stakeholders del sector digital, el Grupo SII confía en que seguirá creciendo.

Gestión energética para las empresas comprometidas con el medio ambiente

Es necesario insistir en la importancia de la gestión energética por parte de las organizaciones de todo el mundo. Ser consecuentes con el compromiso medioambiental, dar prioridad a las normativas internacionales en materia energética y optimizar costes asociados, son tres motivos de peso para dar un paso más hacia la gestión sostenible de los consumos.

La sostenibilidad se ha impuesto como única respuesta posible a la grave crisis ambiental que vive el planeta. Más allá de las administraciones públicas, la preocupación se ha apoderado también del mundo empresarial, que busca nuevas soluciones para la gestión del consumo energético de sus instalaciones. En este sentido, las herramientas de gestión energética se erigen como las mejores soluciones empresariales para reducir el impacto medioambiental.

¿Qué características debe tener una buena herramienta de gestión energética?

La sostenibilidad es una cualidad que debe tener cualquier organización que quiera ser puntera y competitiva.

 

Las herramientas de gestión energética ponen al alcance de las organizaciones todas las funcionalidades necesarias para racionalizar los consumos energéticos y evolucionar hacia el concepto de Green Company.

IoT y Big Data, claves en el proceso de gestión energética

El buen funcionamiento de una herramienta de gestión energética depende, en gran medida, de su capacidad de comunicación con las infraestructuras. En este sentido, los datos son indispensables y en su recogida, almacenaje y procesamiento son claves los dispositivos IoT y el Big Data.

Los dispositivos IoT son los encargados de la recolección de datos en tiempo real. Desde consumos de agua y luz hasta indicadores de temperatura o humedad, los sensores interconectados son capaces de extraer información sobre cualquier consumo energético de la instalación.

Pero, para ser efectiva, una herramienta de Energy Management debe integrar de forma automática los datos recabados por estos dispositivos en un único cuadro de mando, dividido en diferentes parámetros energéticos y configurable en función de las necesidades de cada organización.

El objetivo final de este proceso es explotar todas estas fuentes de datos para convertirlos en información estratégica que permita monitorizar y optimizar los consumos de energía. Así, el Big Data facilita tanto el almacenaje de datos como su posterior procesamiento, dotando a las empresas de una mayor capacidad de reacción, agilidad y eficiencia en la toma decisiones.

Por todo esto, una buena herramienta de Energy Management debe permitir una gestión proactiva y sistemática de los consumos a partir de indicadores fiables y estandarizados. Y debe responder, como mínimo, las siguientes preguntas: ¿Qué consumimos? ¿Dónde y cuándo lo consumimos? ¿Cómo lo consumimos? ¿Cuánto consumimos?

Con su ayuda, las empresas podrán implantar planes de acción enfocados a consumir menos, reduciendo la huella de carbono y haciéndolas más sostenibles.

Fases de la gestión energética

Recopilar información y medir el consumo energético

Las herramientas de Energy Management escuchan a los edificios a través de sensores y transforman en información estratégica los datos recopilados. De este modo, obtienen gráficas y estadísticas que explican el comportamiento energético del edificio y las prácticas de consumo de agua, gas y electricidad.

Identificar oportunidades para ahorrar energía

Se trata de detectar los dispositivos que tienen un mayor consumo y de proponer las medidas correctivas adecuadas para normalizarlo. El análisis exhaustivo permite identificar variaciones bruscas que pueden indicar tanto un mal funcionamiento de los equipos como una avería de la instalación.

Aplicar las medidas de ahorro

Las herramientas de Energy Management facilitan la integración entre los datos capturados y las variables de toma de decisiones, aportando una total proactividad en cuanto a la generación de actuaciones. Una vez identificadas las medidas oportunas, el siguiente paso natural es actuar. Algunas soluciones implicarán una mayor cooperación de los miembros de la organización mientras que otros se corresponderán con esfuerzos de persuasión y de cambio de hábitos.

Evaluar el progreso y la mejora

La implementación no acaba con las acciones que conforman la estrategia. Para garantizar el éxito de las iniciativas de optimización de energía a largo plazo, es indispensable supervisar su progreso. Los resultados obtenidos durante su monitorización serán de gran ayuda tanto para la implementación de otros procesos similares como para la actualización de los existentes.

Ventajas de una herramienta de Energy Management

  • Reducción en los consumos y de los costes asociados.
  • Mejora de la calidad de servicio y de las condiciones de trabajo de los usuarios.
  • Ventajas para la obtención de las principales certificaciones en materia de eficiencia energética. Por ejemplo, la norma ISO 50001 que plantea una gestión basada en la mejora continua de los modelos de consumo y los procesos de producción.
  • Análisis de los costes incurridos y previsión a futuro en base a los consumos históricos.
  • Control de temperatura, humedad y luminosidad de las instalaciones.
  • Generación de informes periódicos o bajo demanda.
  • Cumplimiento de las normativas nacionales e internacionales en materia energética. Ventaja competitiva, en la medida que sitúa a la compañía en un proceso de transición hacia la empresa verde.

Big Data también al servicio del planeta

Con el objetivo de preservar el medio ambiente, los gobiernos, las empresas y los ciudadanos tenemos la responsabilidad de combatir nuestra huella ecológica. Y para lograrlo, nuestra mejor baza es la innovación tecnológica.

 

En 1992 más de 1.700 científicos y premios Nobel firmaron el documento titulado “Advertencia de los científicos del mundo a la Humanidad”, donde advertían de los desastres en materia medioambiental que se sucederían a lo largo de los años si no empezábamos a tomar medidas preventivas. Así, enumeraron los problemas a los que se enfrentaría la población en los años venideros: deterioro de la capa de ozono, baja disponibilidad de agua dulce, agotamiento de la vida marina, deforestación o destrucción de la biodiversidad.

Con el objetivo de preservar el medio ambiente, los gobiernos, las empresas y los ciudadanos tenemos la responsabilidad de combatir nuestra huella ecológica. Y para lograrlo, nuestra mejor baza es la innovación tecnológica.

Tecnología como parte de la solución y no como parte del problema

La revolución demográfica y económica que hemos experimentado en las últimas décadas ha convertido la tecnología en un elemento imprescindible en la búsqueda de formas de vida más sostenibles. Este es precisamente el objetivo de las llamadas tecnologías verdes, que buscan mitigar y/o revertir los efectos de la actividad humana en el medio ambiente.

De entre todas ellas, destaca el Big Data ambiental o Green Data, que aprovecha la capacidad que tenemos de obtener más información que nunca para reducir el impacto medioambiental. Concretamente, el Big Data ayuda a los científicos a comprender mejor el estado de la crisis climática y a identificar nuevas soluciones que permitan administrar los recursos naturales de forma más eficiente.

Destinado a transformar los datos en información útil, se encarga tanto de estudiar la situación actual del planeta como de predecir escenarios futuros, de manera que permite realizar un análisis sencillo y efectivo de riesgos y oportunidades. 

El caso de las ciudades inteligentes

Utilizar las nuevas tecnologías en favor del planeta es una iniciativa aplaudida desde todos los sectores de la población. Nos enfrentamos a un gran reto y los datos pueden marcar la diferencia. Disminuir el impacto que las actividades humanas tienen sobre el planeta es posible gracias a la información.

 

Entre sus múltiples aplicaciones, el uso del Big Data permite identificar las áreas que requieren una mayor atención climática. En este sentido, investigaciones recientes han demostrado que las áreas urbanas concentran los índices de contaminación más elevados.  

El Internet de las Cosas hace posible la obtención de datos a tiempo real, con dispositivos conectados que van desde sensores que miden la calidad del aire urbano hasta dispositivos que registran los flujos de tráfico. Tomando estos datos como punto de partida, los patrones y las tendencias observadas pueden utilizarse, por ejemplo, para predecir la cantidad de CO2 que emitiremos en los próximos años. Esto demuestra que el futuro de las ciudades pasa por reaccionar de manera anticipada a las necesidades de sus habitantes.

Pero la demanda de tecnologías de control de la eficiencia energética no solo está afectando a las ciudades sino también a los edificios. Gobiernos, organizaciones y ciudadanos de todo el mundo piden cada vez más nuevas soluciones para sus infraestructuras. Los edificios del futuro son más inteligentes, eficientes y respetuosos con nuestro entorno. Y del mismo modo que sucede con las ciudades, extraer e interpretar los datos generados por los edificios, permite predecir su comportamiento y sus necesidades para mejorarlos.

 

BIM: la importancia de la innovación en el Facility Management

La tecnología BIM aporta grandes beneficios en la disciplina del Facility Management y permite tomar decisiones estratégicas. En este sentido, BIM se convierte en una fuente de información y de conocimiento sobre el inventario de equipos y de espacios.

Building Information Modeling, conocido por las siglas en inglés BIM, es una metodología de trabajo integral y colaborativa para la gestión de un proyecto de construcción. Se trata de un proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante todo su ciclo de vida. Es decir, su objetivo principal es centralizar toda la información del proyecto, de manera que sea accesible para todos sus agentes.

Esta metodología de trabajo representa una importante mejora en el campo de la gestión de infraestructuras, ya que, con su uso, las compañías ahorran tiempo y recursos en todas sus fases, incluyendo conceptualización, construcción y mantenimiento.

Esta metodología ha cobrado mucha importancia en los últimos años. Incluso la Unión Europea ha fomentado, entre sus estados miembros, el uso de BIM para proyectos que requieren de una dotación económica pública.

La digitalización que comporta el uso de BIM permite tener un conocimiento global e integrado del proyecto, ya que incorpora planos, modelados, gráficas de costes y toda aquella documentación generada.

Además, como fuente de información precisa y coordinada, BIM puede ser aprovechada para optimizar múltiples procesos y tareas.

BIM y Facility Management

De un tiempo a esta parte el Facility Management se ha posicionado como una de las disciplinas más importantes para dar soporte a las organizaciones en todo aquello relativo a la gestión y funcionamiento de sus inmuebles, así como a los servicios que llevan asociados. En este sentido, la tecnología BIM aporta grandes beneficios durante la fase de explotación de una infraestructura, que es la más costosa, ya que la compañía podrá disponer de:

  • Conocimiento sobre el total del inventario de equipos y de espacios.
  • Conocimiento sobre el total del inventario del edificio. 
  • Capacidad de validación del modelo a seguir cumpliendo con la normativa. 
  • Información de calidad para toma de decisiones. 
  • Conocimiento estratégico del edificio a gestionar.
  • Localización visual de posibles incidencias. 
  • Mayor eficiencia del personal de mantenimiento.

Es imprescindible que las herramientas tecnológicas con las que un Facility Manager trabaja cumplan con los requerimientos del mercado. Por todo esto, hoy en día, es necesario que ésta tenga capacidad de integrarse con BIM, y ofrezca información estratégica a partir de todos los datos aportados por el edificio para:

  • Obtener planes de mantenimiento
  • Identificar la ubicación de activos, aunque estos no sean visibles en la obra acabada
  • Guiar a los operarios hacia los elementos que requieren de mantenimiento, ya sea el legal / preventivo o correctivo.
  • Integrar alertas en servicio de activos 
  • Mantenimiento de los activos e infraestructuras

Así, de nuevo, la tecnología permitirá a las compañías pasar de la información a la acción estratégica.

Personalized User Experience: un gran reto tecnológico

La personalización ya es una necesidad para sobrevivir y prosperar en la era del cliente capacitado. Esto sucede en la medida que la falta de personalización ya es uno de los principales motivos de abandono de las relaciones comerciales.

Podríamos definir la personalización de la experiencia del cliente, Personalized User Experience en inglés, como la experiencia digital que nace a partir de la personalización de procesos creados en base a los datos sobre los clientes de una compañía. Es decir, la personalización  significa diseñar servicios y/o productos destinados a satisfacer los requisitos individuales del cliente.

Definida como la interacción de extremo a extremo de un cliente con una empresa o producto, ha alcanzado un nivel de importancia primordial para las empresas de todos los sectores. La implicación es clara: si se busca fidelizar y a la vez captar nuevos clientes, es necesario construir una experiencia personalizada para ellos, y utilizarla como un diferenciador competitivo.

Hoy, las nuevas aplicaciones digitales y los avances en la analítica predictiva hacen posible que una compañía interprete los datos que ya tiene sobre un individuo (leads, interacciones con su producto o servicio, compras directas y otras fuentes) y los transforme en información predictiva, útil y relevante.

Pero ¿cómo asegurar que los datos son precisos y están disponibles en tiempo real? ¿Cómo extraer valor de éstos para ofrecer experiencias personalizadas? ¿Cómo se analizan grandes cantidades de datos para identificar esas mejoras clave que tendrán un impacto duradero en la mayoría de su base de clientes?

Lo primero que debemos tener en mente es que los datos por si solos no son suficientes. Habitualmente, provienen de fuentes dispares, tanto de dentro como de fuera de la empresa. Además, las personas adecuadas pueden no tener acceso a los datos o puede no existir un mecanismo formalizado para aprovecharlos.

En muchos casos, llegados a este punto, solo queda dar un último paso: encontrar e implementar una tecnología adecuada que sea capaz de analizar y procesar todos los datos a través de procesos basados en el comportamiento del cliente.

¿Qué consigue una compañía integrando los datos y convirtiéndolos en procesos?

A grandes rasgos, integrar los datos permite conocer mejor a sus clientes de cara a anticiparse a sus expectativas, intereses y demandas, y conseguir así fidelizarles y retenerles. Concretamente, los beneficios para la organización son:

  • Conseguir una mayor visibilidad.
  • Alinear los objetivos empresariales con la realidad del usuario digital.
  • Maximizar el retorno de la inversión.
  • Aumentar el volumen de datos que obtiene de los canales online.
  • Girar definitivamente hacia una visión user-centric.

Reformulando el concepto de experiencia de cliente

Cabe destacar dos puntos clave que, cualquier empresa que apueste por esa nueva experiencia digital, debe tener en cuenta: 

  • Permitir a los clientes definir sus métodos de interacción: utilizar tecnologías como los sistemas de gestión de relaciones con los clientes (CRM) para desarrollar y mantener enfoques a medida de las interacciones con los clientes.
  • Satisfacer las necesidades no expresadas de los clientes: aquello que los clientes dicen que prefieren y lo que realmente prefieren no siempre coincide. En este aspecto, el análisis avanzado de datos y la creación de procesos personalizados en base al comportamiento del cliente permitirá ofrecer una respuesta cada vez más adecuada a sus necesidades. 

Big Data para personalizar la experiencia de cliente

La recopilación de datos en cada punto de contacto es clave para las empresas que buscan crear experiencias de cliente más relevantes. Recopilar, correlacionar y analizar datos de las interacciones de los clientes a través de los canales es la clave para este propósito.

Así, el desafío es que las empresas gestionen todos los datos de sus clientes y los conviertan en información procesable. Si todos sus datos de consumidores están atrapados en silos o están dispersos entre los equipos de ventas, equipos de soporte y equipos de marketing, la empresa no podrá capitalizar los datos porque nadie tendrá una visión completa de sus clientes. Llegados a este punto, el Big Data se convierte en una herramienta clave del proceso.

El Big Data permite combinar todos los datos, ya que es en la suma de todos ellos donde se encuentra el verdadero conocimiento del cliente. De este modo, las organizaciones podrán determinar su próximo movimiento con conocimiento de causa, adaptando y mejorando las experiencias de sus clientes.

Así pues, estas tendencias tecnológicas crean una oportunidad para que las compañías conozcan a sus clientes, atrayendo a futuros consumidores y reteniendo a los existentes, a través de experiencias digitales personalizadas que responden a sus necesidades en todo momento.

 

El papel de TI como catalizador de la empresa

En el camino hacia la digitalización, las organizaciones de todo el mundo compiten para satisfacer las cambiantes necesidades de los consumidores y mantenerse a la vanguardia del mercado. Mientras el 97% de las organizaciones está adoptando iniciativas relativas a la transformación digital, los retos de integración están obstaculizando dichos esfuerzos en el 85% de los casos.

Son datos del reciente informe Connectivity Benchmark Report 2019, publicado por MuleSoft, que ha entrevistado a 650 responsables de TI de todo el mundo. La principal conclusión del estudio revela que la transformación digital, que comenzó como una iniciativa TI, se ha convertido en una carga para toda la empresa con un único objetivo: mejorar la experiencia del cliente.

De hecho, el 92% de los encuestados afirma que la integración de su empresa debe ir más allá de TI para abarcar un amplio abanico de funciones empresariales. La responsabilidad del departamento ha aumentado, en la medida que debe dar soporte a todas las líneas de negocio, convirtiéndose en un catalizador de la empresa. En este sentido, los datos son reveladores:

– En el 69% de los casos, el departamento TI destina la mayor parte del tiempo a asegurar la continuidad y el buen funcionamiento de la empresa, en lugar de centrarse en la innovación.

-El 84% de los encuestados asegura que los problemas de integración están retrasando el progreso de la transformación digital. Concretamente, los silos de datos suponen un reto empresarial para el 83%.

-Un 59% de los responsables de TI señala que, a causa de la infraestructura heredada, es complicado introducir nuevas tecnologías como IA, IoT o Big Data.

Los líderes de TI ante nuevos desafíos

Para hacer frente a los nuevos retos, los equipos de TI están optando por iniciativas que van des de la contratación de nuevos talentos hasta la adopción de metodologías DevOps, pasando por el aprovechamiento de componentes de software ya utilizados y la contratación de servicios de outsourcing.

 
¿Qué están haciendo los equipos de TI en su organización para aumentar la eficiencia?

 

Con el objetivo de satisfacer sus crecientes necesidades, más de la mitad de los responsables de TI están contemplando la posibilidad de captar más talento y de tercerizar sus respectivos proyectos tecnológicos. Si bien se trata de dos opciones antagónicas, también son las soluciones más comunes.

Asimismo, el éxito de la reutilización de componentes de software se debe a su capacidad por agilizar la entrega. Las organizaciones aprovechan código de anteriores proyectos para futuros trabajos. Según el informe de este año, cada vez son más las empresas que optan por esta práctica que ya es común, en menor o mayor grado, en casi la totalidad de las organizaciones encuestadas.

En esta carrera por aumentar la productividad y mejorar la eficiencia de los procesos de desarrollo y despliegue de software, la implantación de la metodología DevOps supone una ayuda complementaria. Pero DevOps por si solo no satisface la creciente demanda de los clientes.

APIs

Parece indiscutible que el uso de interfaces de programación de aplicaciones (APIs) sigue en aumento, tal como podemos comprobar en las revistas especializadas que incluso hablan de la economía de las API. Para que las organizaciones innoven a la velocidad de los líderes del mercado, es fundamental descubrir, conectar y reutilizar los activos de software utilizando API. Al crear recursos reutilizables, las TI permiten a la empresa ampliar la velocidad y capacidad global de entrega.

Según el informe publicado recientemente, 9 de cada 10 encuestados de organizaciones que poseen API públicas y/o privadas, reportan una mayor productividad y una reducción de costes operativos, entre otros beneficios.
 

¿Qué beneficios empresariales ha obtenido tu empresa al implementar una API?

A pesar de ello, en 2019 solo el 36% de los líderes de TI afirman que sus organizaciones ofrecen una experiencia de cliente completamente conectada. Una cifra que hace patente que todavía queda un largo camino por recorrer. 

¿Qué es una Software Factory?

La empresa moderna debe adaptarse a las cambiantes necesidades de sus clientes. En este nuevo paradigma empresarial, los pilares básicos son la agilidad y la eficacia. La Software Factory ofrece la posibilidad de crear y entregar rápidamente experiencias de software.

Las organizaciones deben desarrollar soluciones tecnológicas capaces de dar respuesta de forma rápida y eficaz a las exigencias del cliente. En un contexto en el que el consumidor está en el centro de todas las decisiones, el software se ha convertido en una herramienta clave para asegurar la competitividad del negocio. Es precisamente esta idea la que da lugar al nacimiento del concepto de Software Factory, basado en la industrialización y la automatización de los procesos de producción.

Hoy en día, para ofrecer mejores experiencias al cliente a una velocidad y escala sin precedentes, las empresas necesitan habilidades, herramientas y procesos totalmente diferentes. Las fábricas de software se rigen por cuatro principios básicos: agilidad, automatización, analítica de la información y seguridad. Es decir, ofrecen una experiencia de calidad, protegen los datos sensibles, responden rápidamente a las necesidades del mercado y crean softwares operativos en cualquier momento y lugar.

Producir software es como fabricar coches

Antes de adoptar nuevos modelos de producción, la fabricación de un único coche llevaba semanas o incluso meses. Todo cambió cuando la industrialización del sector del automóvil condujo a una mayor productividad. Con la ingeniería de software, la posibilidad de aislar ciertas fases del proceso y de automatizar hasta cierto punto las líneas de producción ya es una realidad. En este sentido, se está popularizando la idea que el desarrollo de software también se puede gestionar como una actividad industrial.

La ingeniería de software busca optimizar al máximo el proceso, apostando por la rapidez de entrega del producto final. Cualquier software de calidad pasa por un proceso comúnmente llamado ciclo de vida de desarrollo de software. Por orden cronológico, las diferentes fases que lo componen son: análisis, diseño, desarrollo, pruebas, implementación y mantenimiento. La repetición continuada del procedimiento lleva a los expertos a una comprensión profunda de su funcionamiento. Como consecuencia, es posible llevar a cabo una estandarización de ciertas partes del procedimiento. 

Además, la Software Factory aprovecha el conocimiento adquirido y los activos producidos por proyectos de desarrollo anteriores. A diferencia de otras empresas, las fábricas codifican prácticas comprobadas que pueden ser adoptadas por equipos de proyectos similares.

Beneficios básicos de la Software Factory

Productividad

Muchas actividades de desarrollo de aplicaciones se pueden simplificar y automatizar. Un ejemplo es la reutilización código de software o el uso de metodologías adaptables que permitan reducir el tiempo de lanzamiento del producto final. La automatización reduce el margen de error, libera recursos y aumenta la velocidad de respuesta. En este sentido, la metodología de trabajo de una Software Factory da como resultado un servicio formado por profesionales altamente cualificados a precios muy competitivos. Y por último, pero no por ello menos importante, la capacidad de tercerizar proyectos de desarrollo de software permiten a los trabajadores de la empresa contratante a centrarse en sus respectivas actividades.

Calidad

Facilita a los desarrolladores información sobre prácticas comprobadas. La integración de código reutilizable permite focalizar los esfuerzos en características que serán únicas para cada proyecto. Las aplicaciones desarrolladas utilizando una fábrica de software también se pueden verificar antes de la implementación, asegurando que se sigan las mejores prácticas de fabricación durante su desarrollo.

Habitualmente los test de seguridad y las comprobaciones se corresponden con etapas muy avanzadas del proceso. Esta metodología supone un riesgo para las empresas, que necesitan tener siempre protegidos los activos de información. Las fábricas de software, en cambio, extienden la seguridad de forma integral a través de todo el proceso de creación, fabricación y entrega del producto.

Ahorro

La principal diferencia entre un equipo de desarrollo de software y una fábrica de software es el precio de los servicios prestados. Generalmente, se trata de centros de desarrollo de aplicaciones específicas subcontratados por organizaciones e instituciones. Industrializar la producción de software abarata los costes y reduce el ciclo de desarrollo de soluciones a medida, sobre todo en comparación con los métodos más convencionales.

El ensamblaje de componentes estandarizados de software es una forma avanzada de construir aplicaciones de forma rápida y con menos inversión.

DevOps, entre las metodologías más populares

DevOps es una metodología para la creación de software que se basa en la integración entre desarrolladores software y administradores de sistemas. A través de la automatización de tareas se consigue mantener un flujo continuado de mejoras tecnológicas, así como agilizar la relación entre cliente y compañía. Se trata de una metodología que aboga por un entorno de trabajo totalmente colaborativo que está encajando a la perfección con el concepto de Software Factory

Resultados económicos del 3r trimestre 2018 – 2019

El grupo de consultoría de ingeniería SII ha publicado sus cifras de ingresos para el tercer trimestre del año fiscal 2018-2019.

El presidente del consejo de administración, Eric Matteucci, comentó que: “A raíz de su desempeño en el primer semestre, el Grupo SII nuevamente registró un crecimiento trimestral, lo que elevó los ingresos totales de los primeros nueve meses a € 458.8m. Nuestra extensa línea de servicios, combinada con la dedicación de nuestro personal para ayudar a nuestros clientes, ha ayudado al Grupo SII a superar al sector en general en términos de crecimiento. En consecuencia, confiamos en que podemos lograr nuestros objetivos anuales declarados”.

Durante los primeros nueve meses de su año fiscal, los ingresos del Grupo SII aumentaron en un 13,2 por ciento, a 458,8 millones de euros. El crecimiento se mantuvo en Francia (9,1 por ciento) y fuerte en las operaciones internacionales (18,6 por ciento).

Los negocios en el tercer trimestre aumentaron un 11,8 por ciento en comparación con el tercer trimestre del año anterior, con ingresos de 163,2 millones de euros.

La mejora en el período refleja la estrategia del Grupo de asegurar y mantener a sus clientes, junto con el valor agregado de nuestros equipos, que incorporan las nuevas tecnologías como parte de los servicios que ofrecemos.

Negocios sostenidos en Francia y en otros lugares

Tras un primer semestre exitoso, los ingresos de las operaciones del Grupo SII en Francia durante los primeros nueve meses aumentaron un 9,1 por ciento a € 247,8 millones. Las ventas trimestrales totalizaron 89,8 millones de euros (9 por ciento más que en el tercer trimestre del año fiscal 2017-2018). Todos los sectores contribuyeron a este resultado (aeroespacial y defensa, banca y seguros, energía, transporte, automoción y venta minorista y distribución).

Las operaciones internacionales del Grupo SII continuaron expandiéndose a un ritmo acelerado durante los primeros nueve meses del año fiscal 2018-2019, ya que los ingresos aumentaron un 18,6 por ciento (incluido un crecimiento orgánico del 19,6 por ciento) a 211,0 millones de euros. Los ingresos del tercer trimestre, a 73,3 millones de euros, aumentaron un 15,7 por ciento en comparación con el mismo período del año fiscal 2017-2018.

Las operaciones que más contribuyeron al crecimiento orgánico del 16.6 por ciento fueron las de Polonia (32 por ciento), Canadá (60 por ciento), Chile (35 por ciento) y Colombia (48 por ciento). A pesar de que las ventas disminuyeron en Alemania durante el trimestre, el negocio total aumentó durante los primeros nueve meses. El crecimiento en el tercer trimestre fue moderado en España, con un 3 por ciento.

Perspectivas para el año fiscal 2018-2019

Considerando el negocio generado durante los primeros nueve meses del año fiscal 2018-2019, el Grupo SII confirma su guía de ingresos de entre 625 y 640 millones de euros para el año fiscal 2018-2019 en su conjunto, con una mejora de su margen operativo.

Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación a nuestra política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies