Skip to Content

El papel de TI como catalizador de la empresa

El papel de TI como catalizador de la empresa

En el camino hacia la digitalización, las organizaciones de todo el mundo compiten para satisfacer las cambiantes necesidades de los consumidores y mantenerse a la vanguardia del mercado. Mientras el 97% de las organizaciones está adoptando iniciativas relativas a la transformación digital, los retos de integración están obstaculizando dichos esfuerzos en el 85% de los casos.

Son datos del reciente informe Connectivity Benchmark Report 2019, publicado por MuleSoft, que ha entrevistado a 650 responsables de TI de todo el mundo. La principal conclusión del estudio revela que la transformación digital, que comenzó como una iniciativa TI, se ha convertido en una carga para toda la empresa con un único objetivo: mejorar la experiencia del cliente.

De hecho, el 92% de los encuestados afirma que la integración de su empresa debe ir más allá de TI para abarcar un amplio abanico de funciones empresariales. La responsabilidad del departamento ha aumentado, en la medida que debe dar soporte a todas las líneas de negocio, convirtiéndose en un catalizador de la empresa. En este sentido, los datos son reveladores:

– En el 69% de los casos, el departamento TI destina la mayor parte del tiempo a asegurar la continuidad y el buen funcionamiento de la empresa, en lugar de centrarse en la innovación.

-El 84% de los encuestados asegura que los problemas de integración están retrasando el progreso de la transformación digital. Concretamente, los silos de datos suponen un reto empresarial para el 83%.

-Un 59% de los responsables de TI señala que, a causa de la infraestructura heredada, es complicado introducir nuevas tecnologías como IA, IoT o Big Data.

Los líderes de TI ante nuevos desafíos

Para hacer frente a los nuevos retos, los equipos de TI están optando por iniciativas que van des de la contratación de nuevos talentos hasta la adopción de metodologías DevOps, pasando por el aprovechamiento de componentes de software ya utilizados y la contratación de servicios de outsourcing.

 
¿Qué están haciendo los equipos de TI en su organización para aumentar la eficiencia?

 

Con el objetivo de satisfacer sus crecientes necesidades, más de la mitad de los responsables de TI están contemplando la posibilidad de captar más talento y de tercerizar sus respectivos proyectos tecnológicos. Si bien se trata de dos opciones antagónicas, también son las soluciones más comunes.

Asimismo, el éxito de la reutilización de componentes de software se debe a su capacidad por agilizar la entrega. Las organizaciones aprovechan código de anteriores proyectos para futuros trabajos. Según el informe de este año, cada vez son más las empresas que optan por esta práctica que ya es común, en menor o mayor grado, en casi la totalidad de las organizaciones encuestadas.

En esta carrera por aumentar la productividad y mejorar la eficiencia de los procesos de desarrollo y despliegue de software, la implantación de la metodología DevOps supone una ayuda complementaria. Pero DevOps por si solo no satisface la creciente demanda de los clientes.

APIs

Parece indiscutible que el uso de interfaces de programación de aplicaciones (APIs) sigue en aumento, tal como podemos comprobar en las revistas especializadas que incluso hablan de la economía de las API. Para que las organizaciones innoven a la velocidad de los líderes del mercado, es fundamental descubrir, conectar y reutilizar los activos de software utilizando API. Al crear recursos reutilizables, las TI permiten a la empresa ampliar la velocidad y capacidad global de entrega.

Según el informe publicado recientemente, 9 de cada 10 encuestados de organizaciones que poseen API públicas y/o privadas, reportan una mayor productividad y una reducción de costes operativos, entre otros beneficios.
 

¿Qué beneficios empresariales ha obtenido tu empresa al implementar una API?

A pesar de ello, en 2019 solo el 36% de los líderes de TI afirman que sus organizaciones ofrecen una experiencia de cliente completamente conectada. Una cifra que hace patente que todavía queda un largo camino por recorrer. 

Los Scrum Masters, cada vez más buscados por las empresas

Una encuesta mundial elaborada por los portales Scrum.org y Age of Product arroja luz sobre las nuevas tendencias de los Scrum Masters.

Scrum es una metodología ágil de trabajo colaborativo que se caracteriza por adoptar una estrategia de desarrollo incremental e iterativa. Se trata de un modelo de referencia que define un conjunto de prácticas y roles, que tienen como objetivo aumentar el grado de implicación del empleado en el proyecto.

Para conseguir un equipo de alto rendimiento, es indispensable la figura del Scrum Master o Facilitador. Entre las funciones propias de su rol, se encuentra la de fortalecer las relaciones intraequipo, así como generar sinergias con el cliente o Product Owner.

De un tiempo a esta parte, el papel del Scrum Master ha crecido en popularidad. La condición innovadora de estos puestos de trabajo, hacen que todavía ahora hablemos de una salida profesional en proceso de consolidación.

A este aspecto, los portales Scrum.org y Age of Product han realizado un informe que arroja luz sobre algunas cuestiones relacionadas con este puesto de trabajo. El estudio está basado en encuestas realizadas a 2.100 hombres y mujeres de hasta 87 países diferentes. El objetivo principal es proveer a la comunidad Scrum Master y Agile de información útil para la toma de decisiones profesionales.

State of the Scrum Master

El informe analiza los factores indicativos de tendencias que pueden afectar al rol de Scrum Master, incluyendo no solo el salario sino también otras cuestiones como estudios, certificaciones, experiencia, número de proyectos y número de Scrum Teams involucrados.

En primer lugar, de todos los encuestados que afirman ser Scrum Masters, un 58% declaran haber participado en el proceso de transición ágil de una o más compañías. Estos resultados demuestran la importancia del papel del Facilitador en este tipo de transiciones, probablemente por su responsabilidad de evitar problemas y proteger al Scrum Team. 

Por otro lado, disponer de certificaciones adecuadas es una inversión valiosa desde una perspectiva profesional. El informe demuestra una relación entre el número de certificaciones ágiles y el salario. A mayor preparación, más altas son las nóminas. Según indican los resultados, un 83% de los encuestados tienen estudios directamente relacionados con el rol de Scrum Master mientras un 45% tienen más de una certificación. Las más ostentadas son: Professional Scrum Master I (PSM I), Certified Scrum Master (CSM) y Professional Scrum Product Owner I (PSPO I).

Antes de convertirse en Scrum Masters, un 31% de los participantes ostentaban la posición de Project Manager en sus respectivas compañías. Asimismo, el 25% eran Software Developers, un 9% Business Analyst y un 8% se dedicaban a tareas relacionadas con el Testing de Software y la Quality Assurance.

El porcentaje hombres-mujeres prácticamente se mantiene igual que en la encuesta de 2017. Los datos constatan que la presencia de mujeres continúa siendo inferior, en la muestra encontramos un 29% de mujeres frente a un 71% de hombres. Aun así, las perspectivas nos permiten ser optimistas. Entre las generaciones más jóvenes (30 años o menos) las mujeres ya superan en cantidad al número de hombres.

Las organizaciones ágiles

El crecimiento exponencial de los proyectos ágiles en las empresas queda reflejado en los resultados del informe. Existen dos indicadores altamente representativos: la experiencia profesional de los encuestados y la mediana de tiempo que llevan en la empresa. La gran mayoría ha estado en su compañía menos de seis años, cifra que asciende a un 77% de los trabajadores. Asimismo, el 78% de los participantes aseguran tener menos de cinco años de experiencia como Scrum Masters. En este sentido, podemos afirmar que se trata de un puesto de trabajo en auge, que ha experimentado su mayor crecimiento en los últimos años.

El 33% de los encuestados pertenece a empresas relacionadas con software e internet, mientras que un 16% trabaja en finanzas y seguros. Seguidos de cerca por otras opciones como consultorías, profesionales de servicios, ingeniería y tecnología.

En relación con el volumen de proyectos ágiles en las empresas, también encontramos algunos resultados reveladores. Como, por ejemplo, el hecho que un 50% de los trabajadores ya han participado en más de 10 proyectos de estas características.

Además, muchas organizaciones no utilizan una única metodología ágil. Scrum es una modelo que permite la incorporación de otras prácticas metodológicas. Las prácticas Kanban, por ejemplo, puede usarse para mejorar los procesos y el funcionamiento de los Scrum Teams. El uso de ambas metodologías es muy común dentro de la comunidad ágil. De hecho, un 81% de las empresas usan Scrum y Kanban juntos

Esto demuestra que las organizaciones están eligiendo los marcos que funcionan mejor para sus equipos, y con frecuencia agregando prácticas de la amplia variedad disponible para ayudar a definir sus procesos generales de trabajo.

El futuro del Scrum Master cada vez más cerca

Se deduce de los resultados que la tendencia está cambiando. La mayor parte de las organizaciones todavía se encuentran en proceso de implementación o en las primeras fases de su transición agile. Si tenemos en cuenta que solo un 10% de los participantes trabaja en compañías en una etapa avanzada, es justo afirmar que la demanda de Scrum Masters crecerá en un futuro no muy lejano.

Millennials: una nueva forma de entender el trabajo

Los millennials son una nueva generación de trabajadores con características, necesidades y demandas que las empresas deben conocer y entender, principalmente por las repercusiones y transformaciones que les exigirá.

Un mercado laboral liderado por la transformación digital

Es imprescindible que la fuerza empleadora actual y futura tome consciencia de los cambios que la nueva generación demanda y necesita, ya que parece ser el único camino para conseguir retener el talento. En este sentido, se hacen evidentes las transformaciones que deben acometer los actuales líderes de las organizaciones públicas y privadas para satisfacer las necesidades de estos profesionales.

Para empezar, cabe destacar que la generación millennial es una generación que, gracias o por culpa del contexto social y económico que les ha tocado vivir, han roto con los estereotipos que en mayor o menor medida les habían inculcado.

Aquellos nacidos a partir de los años 80 buscan encontrar mucho más que un salario y una estabilidad en sus trabajos. Buscan estímulos, crecimiento, aprendizaje y cambio. Buscan, en definitiva, la realización personal.

Así, uno de los principales retos de las empresas es que éstos las perciban como lugares estimulantes en donde desarrollar sus carreras profesionales, puesto que son ellos los que completarán, de forma definitiva, la transformación digital de éstas.

Conocer y entender a los millennials, un gran reto para las empresas

Según un estudio llevado a cabo por Grant Thornton, la búsqueda de un trabajo interesante y motivador es lo más importante para esta nueva generación. En el orden de prioridades, a continuación, figuran las posibilidades de desarrollo profesional, con un 74%; las facilidades para compatibilizar la vida laboral y personal, con un 68%; y el nivel salarial ofrecido, con un 55%.

Se explica en el informe que, efectivamente, los millennials no solo quieren ingresos, sino que quieren también que el trabajo les llene y que lo puedan combinar con otras facetas de su vida. Así, los jóvenes son conscientes del entorno laboral complicado en el que se mueven y se han adaptado a él. Por tanto, esta nueva generación de trabajadores considera clave que sus empleadores potencien el pensamiento innovador, contribuyan al desarrollo de sus habilidades y tengan un impacto social positivo.

Sin embargo, según varios estudios, muchos de ellos no consideran que el modelo actual de trabajo fomente estos factores, y se muestran partidarios de trabajar de forma autónoma a través de las posibilidades que ofrece el entorno digital.

La retención de talento

Muchas compañías ya han empezado a tomar medidas para aumentar su atractivo ante éstos jóvenes profesionales, aunque todavía queda mucho por hacer. Aquí van cinco consejos básicos para empezar a fomentar las medidas de retención de talento que, sin ninguna duda, provocarán a las compañías un gran retorno de la inversión:

1. Plan de carrera: Progresión no siempre significa promoción. Ellos buscan nuevas formas de motivarse y sentirse comprendidos, como, por ejemplo, que la compañía en la que trabajan facilite el aprendizaje en su puesto de trabajo o les ayude a que se muevan en la organización, para ganar experiencia más fácilmente.

2. Conciliación: ofrecer flexibilidad horaria y la posibilidad de trabajar a distancia, aprovechando las nuevas tecnologías, es uno de los puntos principales por los que un trabajador elegiría uno u otro lugar para trabajar. Los datos no mienten: Según un estudio realizado por la Universitat Oberta de Catalunya, el 76% de los españoles que practica el teletrabajo cree que es más productivo cuando trabaja desde casa, ya que puede distribuirse su tiempo y ahorra energía en los desplazamientos, sobre todo en grandes ciudades.

3. Libertad para creatividad y el trabajo en equipo:
si el empleado dispone de tiempo para investigar, leer y dedicarse a sus inquietudes, éste será mucho más creativo durante su jornada laboral.

4. Realización personal: Al fin y al cabo, la empresa no es solo un lugar donde ganar dinero, sino el lugar en el que pasamos más tiempo de nuestra vida, y el ente al que dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos. Por ello, no es raro que la idea sea buscar una realización no solo profesional, sino también personal. Por ello, el hecho de crear un sentimiento de orgullo y pertenencia y convertirse en una empresa atractiva donde trabajar, son dos factores clave.

Así pues, es importante que las empresas empiezen a focalizarse en la implementación de programas de felicidad, motivación, clima, bienestar y actividades colaborativas.

Labor Market Data: Análisis de datos en la selección de nuevos talentos

Un estudio realizado por Jeremy Citro, avisa que la digitalización continúa creciendo, y cada día con más fuerza, en las empresas. El uso de los datos es clave en la búsqueda del talento digital idóneo, que se consigue de los lugares más inesperados.

Según los estudios de Citro, el 87% de líderes mundiales aseguran que la digitalización es una prioridad. Las habilidades digitales son muy demandadas en todos los sectores. Y por consecuencia, nuevos roles están emergiendo en las empresas. En las industrias, la transformación digital está creando enorme tensión a la hora de definir las capacidades que se necesitan. Además, está generando una competición desmesurada entre los llamados ‘new digital talent’, que serán los encargados de manipular los futuras competencias digitales.

¿Cuáles serán las futuras competencias?

Las habilidades que están, y cada vez más, en demanda son el marketing digital, bioanálisis científico, la impresión 3D y la fabricación aditiva, el Internet de las cosas, la ciberseguridad, la batería de litio-aire, el machine learning y la Inteligencia Artificial, la automoción y conectividad, el Big Data y los predictores analíticos, la detección de fraude, entre otras.

Los sectores de la sanidad, finanzas y servicios necesitan nuevos talentos en otras futuras competencias. Las transacciones vía móvil, la usabilidad de robots en las operaciones cirurgícas, los coches que conducen solos, son ejemplos de esta digitalización.

El uso de Datos en la búsqueda de nuevos talentos

Según Citro, el Labor Market Data es el ingrediente esencial para la búsqueda de los talentos que se necesita para la era digital.

El Labor Market Data clarifica la figura del nuevo talento digital a través del análisis de tendencias digitales, gracias a que da una visión realista de las oportunidades para invertir en capacidades digitales en oferta y demanda, no sólo en oferta, que es la tendencia que se ha llevado a cabo en los pasados años. Por último, y lo más importante, identifica a los nuevos talentos.

 El Labor Market Data facilita  la tarea de  búsqueda de capacidades que se necesitan en las empresas, y en consecuencia, sirve de ayuda a los cazatalentos a la hora de incorporar a profesionales.

Según las tendencias globales de reclutamiento de LinkedIn para el 2018, el 50% de profesionales de Recursos Humanos creen que los datos son extremadamente importantes en el proceso de selección de los candidatos. Un 39% de estos profesionales también opina que los datos pueden ayudar a predecir el candidato ideal.

Entender cómo usar los datos mejora el proceso de selección y contratación desde el inicio de captación del talento hasta la efectividad de encontrar un talento que se adapte perfectamente al puesto.
También ayuda a los profesionales a analizar cuál será el nivel de exigencia y preparación de cada candidato, y su posible rendimiento en la empresa, a través de datos como la educación y experiencia profesional.

No tan solo es útil para los contratantes, sino también para los contratados, ya que puede servir de ayuda para planificar sus carreras profesionales. El interesado le gustará saber cuales son las oportunidades que tiene de conseguir trabajo al acabar su etapa universitaria, o su internada en otras prácticas.

Este estudio de mercado ofrece información de diferentes datos estadísticos sobre los empleos según la ubicación y ocupación, el trabajo que hay en el ratio oferta/demanda, las ganancias, el nivel de desempleo y la demografía.

Los Datos revelan las tendencias de búsqueda de los cazatalentos

  • Evaluación de datos en la oferta y demanda, no solo tanto en la oferta.
  • Búsqueda en ciudades donde se encuentran los picos más altos de talento digitales.
  • Más búsqueda en las compañías afiliadas, no tanto en las empresas grandes.
  • Análisis del talento interno, que ya existe en las empresas.
  • Vista puesta en los recién graduados, que son talentos en potencia.

Cambio de habilidades: la automatización y el futuro de la fuerza de trabajo

Un estudio conducido por McKinsey&Company, refleja que en 2030 los perfiles más demandados serán aquellos que cuenten con habilidades tecnológicas, sociales y emocionales, por encima de las habilidades más tradicionales. En la era de la automatización y la digitalización del trabajo, el empleado deberá aportar valor añadido a la empresa. ¿Cómo se adaptarán a ello los trabajadores y las organizaciones?

La inteligencia Artificial y la automatización de procesos están suponiendo un cambio en la manera de entender el trabajo y las organizaciones. Así lo afirma el estudio llevado a cabo por McKinsey&Company. La necesidad de algunas habilidades, tales como habilidades tecnológicas, sociales y emocionales, aumentará, desbancando a aquellas habilidades que se nos exigían antaño, habilidades físicas y manuales. Estos cambios requerirán que los trabajadores profundicen las habilidades que ya poseen, y/o adquieran otras nuevas. Las empresas también necesitarán replantearse cómo se organiza el trabajo dentro de sus organizaciones.

El estudio se ha llevado a cabo en 5 países europeos: Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido, y en EEUU, teniendo en cuenta el impacto empresarial de la tecnología en cada uno de ellos, y poniendo especial atención a las habilidades básicas que más se premian hoy en día.

¿Cómo cambiará la demanda de habilidades con la automatización?

Según el estudio, la demanda de habilidades tecnológicas ha estado creciendo desde el año 2000, se aceleró en 2016 y experimentará un aumento aún mayor entre 2018 y 2030. El aumento en la necesidad de habilidades sociales y emocionales se acelerará de manera similar. Por el contrario, disminuirá la necesidad tanto de habilidades cognitivas básicas como de habilidades físicas y manuales.

Todas las habilidades tecnológicas, tanto avanzadas como básicas, experimentarán un crecimiento sustancial de la demanda. Esto se producirá porque las tecnologías avanzadas requieren personas que entiendan cómo funcionan y qué puedan innovar, desarrollar y adaptar.

En 2030, el tiempo dedicado a usar habilidades tecnológicas avanzadas aumentará en un 50% en los Estados Unidos y en un 41% en Europa. Aun así, el estudio también refleja que las personas con estas habilidades serán una minoría, por lo que se requerirá formación complementaria.

¿Cómo se adaptarán las organizaciones?

Para aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, las empresas deberán reorganizar sus estructuras corporativas y sus enfoques para trabajar. Ese cambio requerirá procesos comerciales rediseñados y un nuevo enfoque en el talento que tienen y el talento que necesitan.

El estudio sugiere que las organizaciones cambiarán en cinco áreas clave: mentalidad, configuración organizacional, asignación de actividades laborales, composición de la fuerza de trabajo y recursos humanos. Una clave para el éxito futuro de las empresas será proporcionar opciones de aprendizaje continuo e inculcar una cultura de aprendizaje permanente en toda la organización. Así, la gran mayoría de las empresas encuestadas clasificaron este cambio cultural como el cambio más necesario para desarrollar la fuerza de trabajo del futuro.

Las empresas encuestadas afirmaron que la introducción de formas de trabajo más ágiles (agile methodology) será un cambio prioritario. A diferencia de las jerarquías tradicionales, que están diseñadas principalmente para la estabilidad, las organizaciones ágiles están diseñadas para fomentar el dinamismo. Por lo general, consisten en una red de equipos que se caracterizan por el aprendizaje rápido y los ciclos rápidos de decisión.

Las empresas deberán elegir entre los siguientes cinco tipos de acciones principales a medida que construyen su fuerza de trabajo futura:

335026-P9WNL9-645

  • Reentrenamiento: Reentrenar implica elevar la capacidad de los empleados actuales enseñándoles habilidades nuevas o diferentes y contratando empleados de nivel inicial con el objetivo de capacitarlos en las nuevas habilidades necesarias. Estas acciones aseguran que el conocimiento funcional interno, la experiencia y la comprensión de la cultura de la empresa se preservan a medida que los empleados adquieren las habilidades que necesitan. Una opción clave para las empresas sería optar por seguir una capacitación usando recursos internos y programas adaptados a la empresa o, por lo contrario, asociarse con una institución educativa que proporcione oportunidades de aprendizaje externo para los empleados. Los datos del estudio apuntan a que las empresas planean centrar los esfuerzos de reentrenamiento en las habilidades que se consideran de importancia estratégica para la empresa, tales como habilidades y programación de TI avanzada, pensamiento crítico y resolución de problemas.
  • Redistribución: Las empresas pueden redistribuir a los trabajadores con habilidades específicas para hacer un mejor uso de la capacidad de habilidades ya disponible para ellos. Pueden hacerlo desglosando las tareas dentro de un trabajo y luego volviéndolas a formar de diferentes maneras, trasladando partes de la fuerza de trabajo a otras tareas que son de mayor importancia o a otras entidades, o rediseñando procesos de trabajo. En el estudio de McKensey, el 55% de líderes de compañía encuestados afirmaron que moverían lateralmente a más personas a roles diferentes o nuevos.
Business People Handshake Greeting Deal at work.

Business People Handshake Greeting Deal at work.

  • Contratación: La contratación de personas o equipos completos de personas que dispongan de las habilidades requeridas por la empresa es otra opción, aunque la escasez de perfiles especializados en el mercado es un hecho al que podrían enfrentarse todas las empresas. El costo total de la contratación puede ser menor que algunas de las otras opciones, incluido el reciclaje, según las habilidades necesarias. Para tener éxito en la contratación de talentos clave, las empresas deben ofrecer una cultura atractiva y beneficios. Las nuevas herramientas digitales pueden mejorar enormemente la capacidad de obtener, evaluar y reclutar nuevos talentos. La contratación puede darse directamente desde el departamento de Recursos Humanos de la empresa, o a través de la contratación de compañías externas, especializadas en la búsqueda de perfiles tecnológicos más especializados.

 

Las nuevas tecnologías aportarán numerosos beneficios en forma de mayor productividad, pero esta mejora pasará indiscutiblemente por un cambio de mentalidad en el seno de las organizaciones, que cada vez más necesitarán perfiles tecnológicos que les ayuden a sacar el mayor partido de la tecnología. Tanto trabajadores como empresas deberán optar por la formación para seguir creciendo y avanzando de la mano.

Instalaciones más eficientes, empleados más motivados

La transformación tecnológica ha llegado a todos los sectores empresariales, y la gestión del puesto de trabajo no es una excepción. De un tiempo a esta parte, los facility managers se encargan no tan solo de gestionar las instalaciones, sino también de administrar la experiencia de usuario de los trabajadores que las utilizan. Repasamos las últimas tendencias en el sector este 2018.

La importancia de la “experiencia del empleado”

GPT2Hablamos de experiencia del empleado en cuanto a la suma de todas las interacciones que un empleado tiene con su empleador. Abarca la satisfacción y el compromiso de los empleados con el negocio, convirtiéndose estos en los indicadores más importantes para medir la felicidad de los empleados.

El lugar de trabajo es una representación tangible de la cultura de la empresa. Ahí reside la importancia del Facility Management en cuanto a experiencia de empleado, que está influenciada principalmente por el entorno físico en el que trabaja. Dado que el administrador de las instalaciones supervisa casi todos los aspectos del lugar de trabajo, es el que tiene potencialmente el mayor impacto en cómo se siente un empleado acerca de la empresa.

Un estudio conducido por Steelcase en 2016 sobre 12.000 empleados de 17 países diferentes reveló que existe una correlación directa entre la satisfacción del empleado con las instalaciones dónde trabajo y el nivel de compromiso, reafirmando así la importancia de llevar a cabo buenas prácticas en cuanto a gestión del puesto de trabajo y facility management.

¿Qué deben hacer los Facility Managers?

De este modo, los Facility Managers deben tener en cuenta las métricas de administración de instalaciones de puesto de trabajo, para ofrecer instalaciones óptimas y eficientes a los empleados. En cuanto a métricas, nos referimos a:

  • Costes inmobiliarios:

Los costes inmobiliarios son uno de los mayores gastos a los que los empresarios deben enfrentarse. Para reducir los gastos de bienes inmuebles, un buen facility manager debe tener una idea del total de metros cuadrados de los espacios en propiedad y de los arrendados por la empresa, los términos del contrato de arrendamiento, el costo por m2 y el valor de cada espacio.

  • Utilización del espacio:

Es especialmente importante que los facility managers controlen la utilización del espacio. Hablamos de realizar la evaluación de la capacidad del espacio, la tasa de vacantes, el costo del espacio por empleado y los costos anuales totales de las instalaciones, entre otros datos.

  • Calidad espacial:

La calidad del espacio tiene una relación directa con la satisfacción de los empleados y repercute en el buen ambiente laboral. Por ello, contar con un espacio de calidad es primordial para gestionar las instalaciones de manera óptima. El 82% de los profesionales cree que la innovación comienza con el lugar de trabajo, según la encuesta de 2017 de Capital One Work Environment. Sin embargo, más de la mitad describen su lugar de trabajo como “poco inspirador”. Para conseguir un buen espacio de trabajo es necesario contar con una iluminación óptima, buena acústica, una combinación de espacios silenciosos y de colaboración y la tecnología y las comodidades que los empleados esperan.

¿Cómo conseguir una óptima gestión del puesto de trabajo?

GPT1Existen herramientas especialmente diseñadas para la gestión del puesto de trabajo, que ofreciendo una gestión integral de las infraestructuras y los servicios, garantizan la máxima satisfacción del usuario. Hablamos de los IWMS (Integrated workplace management system). 

Un sistema integrado de gestión del lugar de trabajo (IWMS, por sus siglas en inglés) es una plataforma de software que ayuda a las organizaciones a optimizar el uso de los recursos del lugar de trabajo, incluida la administración de bienes, infraestructura y activos de las instalaciones. IWMS integra cinco áreas funcionales básicas dentro de una empresa:

  • Gestión Inmobiliaria

Hablamos de actividades como la compra o el arrendamiento, la gestión financiera y la disposición, todo ello de activos inmobiliarios. La mayoría de IWMS incluyen servicios de administración de bienes, planificación estratégica, gestión de transacciones, análisis de solicitudes de propuestas, etc.

  • Gestión de proyectos de capital

Esta área incluye actividades asociadas con el diseño y desarrollo de nuevas instalaciones y la remodelación o mejora de las instalaciones existentes, incluida su reconfiguración y expansión. Las características comunes de IWMS incluyen la planificación de capital, diseño, financiamiento, licitación, adquisiciones, administración de costos y recursos, documentación de proyectos y administración de planos, programación y análisis de rutas críticas.

  • Gestión de las instalaciones

Nos referimos a las actividades relacionadas con la operación y la utilización optimizada de las instalaciones. Las características comunes de IWMS ofrecen: la planificación estratégica de las instalaciones (incluido el modelado y análisis de escenarios), la integración de CAD y BIM, la gestión del espacio, la gestión del servicio del sitio y de los empleados, la programación de recursos y la gestión de movimientos.

  • Manejo de mantenimiento

Esta área cubre las actividades relacionadas con el mantenimiento correctivo y preventivo y la operación de instalaciones y activos.  Los software IWMS admiten la administración de activos, solicitudes de trabajo, mantenimiento preventivo, administración de órdenes de trabajo, seguimiento de garantías, administración de inventario, administración de proveedores y evaluación de las condiciones de las instalaciones.

  • Sostenibilidad y gestión energética.

Esta área abarca las actividades relacionadas con la medición y reducción del consumo de recursos (incluida la energía y el agua) y la producción de desechos (incluidas las emisiones de gases de efecto invernadero) dentro de las instalaciones.  Las características comunes de IWMS incluyen la integración con los sistemas de gestión de edificios (BMS), los indicadores de rendimiento de la sostenibilidad, la evaluación comparativa de la energía, etc.

ServiceONE Gestión puesto Trabajo

Dentro de las IWMS destaca ServiceONE, la única herramienta de Facility Management que se nutre del Internet de las Cosas (IoT) aplicado a los edificios, y la inteligencia artificial de IBM Watson para ofrecer respuestas a las incidencias y las peticiones de los empleados. Esta herramienta es capaz de:

  • Gestionar espacios, gracias a su integración con BIM, CAD y DIS
  • Gestionar activos, llevando a cabo un mantenimiento Legal, Preventivo y Conductivo
  • Gestionar incidencias y peticiones de servicio, con su sistema de ticketing integrado con Virtual Agent de IBM Watson
  • SEE. Sostenibilidad y eficiencia energética.
  • Gestionar acuerdos a nivel de servicio, SLA (Cliente) OLA (Proveedor)
  • Gestionar los proyectos y gestión del cambio

 

Construir un lugar de trabajo moderno y centrado en los empleados es crucial para conseguir el mejor entorno laboral, y lograr tener unos empleados cada vez más motivados y orgullosos de su empresa.

Transformación AGILE ¿Cómo implementar las metodologías ágiles en las organizaciones?

Transformar compañías para lograr la agilidad organizacional ya es una necesidad, y una práctica que está dando resultados positivos. Una encuesta mundial elaborada por la consultora McKinsey arroja datos a cerca de un nuevo modelo de empresa que agiliza el tiempo de los trabajadores, optimiza sus proyectos y permite una mayor adaptabilidad empresarial.

En un mundo globalizado e hiperconectado, a diario se producen cambios en las organizaciones que afectan a su competencia, la demanda, la tecnología e, incluso, los reglamentos (nueva RGPD). Todo ello obliga a las compañías a responder y adaptarse rápidamente si desean seguir avanzando.

De acuerdo con una encuesta mundial reciente de McKinsey, la agilidad organizacional, definida como la capacidad de reconfigurar rápidamente la estrategia, la estructura, los procesos, las personas y la tecnología hacia oportunidades de creación de valor y protección del valor, es difícil de alcanzar para la mayoría de empresas.

A pesar de ello, muchos encuestados afirman que sus compañías ya han implementado formas de trabajo ágiles, ya sea en toda la compañía o en las unidades concretas de la organización. Los encuestados pertenecientes a unidades ágiles, reportan un mejor desempeño en el puesto de trabajo que todos los demás.

Agile1La agilidad organizacional está en auge

En todas las industrias y regiones, la mayoría de los participantes de la encuesta están de acuerdo en que el mundo a su alrededor está cambiando y de forma rápida. Los entornos de negocios son cada vez más complejos y volátiles, con dos tercios de los encuestados afirmando que sus sectores se caracterizan por un cambio rápido. En tales entornos, la necesidad de que las empresas demuestren agilidad es lo más importante: cuanto más inestables son sus entornos, más probable es que los encuestados afirmen que sus empresas han comenzado transformaciones ágiles.

Hasta la fecha, sin embargo, se han completado pocas transformaciones ágiles que afecten a toda la organización. Solo el 4% de todos los encuestados afirma que sus empresas lo han implementado por completo, aunque otro 37% afirma que las transformaciones en toda la empresa están en progreso. Cuando se les pregunta en qué ámbito aplica su empresa formas ágiles de trabajo, los encuestados a menudo identifican las actividades más cercanas al cliente: innovación, experiencia del cliente, ventas y servicio, y administración de productos.

Por otro lado, cuatro de cada diez encuestados apuntan a que sus empresas están aplicando formas ágiles de trabajar en procesos relacionados con las operaciones, la estrategia y la tecnología, mientras que aproximadamente un tercio dice que lo están haciendo en la gestión de la cadena de suministro y el talento.

De cara al futuro, los resultados sugieren que las empresas tienen mayores aspiraciones de agilidad. Tres cuartas partes de los encuestados dicen que la agilidad organizacional es una prioridad superior o superior a tres en las agendas de sus unidades, y que hay más transformaciones en camino.

agile2Las organizaciones ágiles destacan por su estabilidad y dinamismo

Para ser ágil, una organización necesita ser dinámica y estable. Las prácticas dinámicas permiten a las empresas responder rápidamente a los nuevos desafíos y oportunidades, mientras que las prácticas estables cultivan confiabilidad y eficiencia al establecer una columna vertebral de elementos que no necesitan cambiar con frecuencia. Según los resultados, menos de una cuarta parte de las unidades de rendimiento de una empresa son ágiles. Las unidades de rendimiento restantes carecen de dinamismo, estabilidad o ambos.

Más del 90% de los encuestados que trabajan en unidades ágiles dicen que sus líderes les proporcionan pautas y guías a seguir (es decir, el trabajo diario de cada equipo se guía por resultados concretos que promueven la estrategia); que han establecido una visión y un propósito compartidos (que las personas se sienten personal y emocionalmente comprometidas en su trabajo y participan activamente en el perfeccionamiento de la dirección estratégica); y que las personas en su unidad son emprendedoras (en otras palabras, identifican y buscan proactivamente oportunidades para desarrollarse en su trabajo diario).

Desafíos a la hora de implementar metodologías ágiles

Según la encuesta, los mayores desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en cuanto a transformaciones ágiles son culturales, en particular, la desalineación entre las formas ágiles de trabajo y los requisitos diarios de los trabajos de las personas, la falta de colaboración entre niveles y unidades y la resistencia de los empleados a los cambios.

Las transformaciones ágiles tienen más probabilidades de tener éxito cuando cuentan con el respaldo de acciones integrales de gestión del cambio para crear una cultura amigable y una mentalidad ágil. Estas acciones deben cubrir cuatro aspectos principales:

  1. En primer lugar, los líderes y las personas de toda la organización deben alinear mentalidades y comportamientos para lograr avanzar.
  2. En segundo lugar, se deben modelar estas nuevas mentalidades y comportamientos y plasmarlas en unos objetivos, a través de tareas y habilidades concretas a desarrollar por los empleados.
  3. En tercer lugar, se ayuda a los empleados a desarrollar las nuevas habilidades que necesitan para tener éxito en la organización futura.
  4. Y finalmente, se establecen mecanismos formales para reforzar los cambios, recompensando e incentivando a las personas a demostrar nuevos comportamientos.

Los resultados muestran que las unidades ágiles son más capaces de crear una visión y propósito compartidos y de alinearse en esta visión a través de una guía estratégica. Por el contrario, en las empresas que aún no han comenzado una transformación, una de las limitaciones más comunes es la incapacidad de crear una visión significativa o claramente comunicada.

¿Cómo implementar una transformación ágil?

Un primer paso importante para decidir si comenzar una transformación ágil es articular claramente qué beneficios se esperan y cómo medir el impacto de la transformación. Esta visión de la nueva organización debe ser sostenida y apoyada colectivamente por los principales líderes.

  1. Las empresas primero deben identificar la (s) parte (s) de la organización que desean transformar y cómo. Por ejemplo, creando prototipos de los cambios en partes más pequeñas de la unidad de rendimiento antes de escalar.
  2. Segundo, deben evaluar cuál de las prácticas ágiles necesita fortalecer la organización para lograr agilidad, de modo que las acciones tomadas a través de la estrategia, estructura, proceso, personas y tecnología se refuercen mutuamente.
  3. En tercer lugar, deben determinar los recursos y el marco de tiempo que requiere la transformación, de modo que el esfuerzo mantenga su impulso pero el alcance siga siendo manejable en cualquier momento.

La accidentalidad laboral aumenta casi un 5%

Hoy se celebra el Día mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Un día que fue instaurado por la Organización Internacional del Trabajador (O.I.T.) en 1950, y que año tras año suma más apoyos de diferentes organizaciones, entidades y empresas con un objetivo conjunto y constante: reducir la siniestralidad laboral y mejorar la seguridad y la salud en el trabajo. La campaña de este año, que lleva como lema “Generación segura y saludable”, tiene el ambicioso reto de “acelerar la acción colectiva para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 8. Concretamente, buscan alcanzar la meta de garantizar entornos de trabajo seguros para todos los trabajadores para 2030 y la de poner fin a todas las formas de trabajo infantil para 2025.”

Durante el último año han aumentado los accidentes laborales en un 5%. Además, entre los accidentes mortales, destacan como principales causas los accidentes de tráfico y las afecciones cadíacas.

Sus principales objetivos son conmemorar a los/as trabajadores/as que perdieron la vida o sufrieron un accidente en su desempeño laboral, y llamar la atención sobre los accidentes de trabajo para lograr una reducción constante y significativa, a través de la implantación de una cultura preventiva.

 

Seguridad-Salud-Trabajo-2018

 

Salud, seguridad y bienestar: el nuevo reto

 
Hoy, la disciplina de los riesgos laborales ha ido un paso más allá. Hoy, diversos e innumerables estudios demuestran que la seguridad de una persona en su lugar de trabajo no pasa solo porprotegerse físicamente de los riesgos adversos. Así, la Seguridad es hoy un concepto más integrado, más completo, que aborda asuntos como la nutrición, el deporte, la salud emocional, el bienestar, la sostenibilidad, etc.
 
Un concepto que, de forma inevitable deberemos interiorizar, tanto personas como empresas, organismos y entidades e integrar la cultura preventiva en nuestros trabajos y en nuestras vidas. Una cultura que no solo evita accidentes laborales, sino que mejora la salud de las personas día a día.
 
Por 365 días al año de salud, bienestar y felicidad dentro y fuera del trabajo.
 

Application maintenance | Claves para su externalización

Se denomina outsourcing a la externalización de un conjunto de labores ajenas a las competencias principales de una empresa para que las pueda realizar un proveedor especializado. El Application Maintenance Outsourcing permite a las empresas centrarse en su core business mientras externalizan el mantenimiento de sus aplicaciones, obteniendo los mejores resultados.

¿Application Maintenance?

AMPara entender la importancia del Mantenimiento de Aplicaciones (Application Maintenance) es necesario entender que las aplicaciones no son productos tangibles, sino que se trata de herramientas vivas que necesitan un mantenimiento posterior a su desarrollo que les permita adaptarse a las necesidades de un mercado en constante evolución, así como hacer frente a su competencia de manera eficaz.

Se trata de la etapa más longeva del proceso de desarrollo, ya que no consiste solamente en acciones correctivas, sino que también debe dar respuesta a las necesidades del cliente de administrar, gestionar y mantener sus aplicaciones de software en óptimo funcionamiento; asegurando que éstas puedan evolucionar y responder continuamente, garantizando los requerimientos de su negocio y permitiendo que la empresa pueda focalizar su propia actividad en el core de su negocio.

Así, las empresas deben contemplar el mantenimiento de sus aplicaciones desde el minuto uno, pues del él depende la continuidad de su negocio. Aun así, llevar a cabo este mantenimiento no siempre es posible por parte de la la propia empresa, que en la mayor parte de los casos se dedica a sectores que no tienen que ver con el desarrollo o mantenimiento de software. Por ese motivo, el outsourcing se convierte en el concepto clave para garantizar los mejores resultados en cuanto a mantenimiento de aplicaciones.

Beneficios del Application Maintenance Outsourcing

Optar por la externalización del mantenimiento de aplicaciones supone una serie de beneficios para las empresas:

    • andreas-klassen-401337-unsplashAumentar la productividad: El outsourcing permite a las empresas racionalizar los costes de mantenimiento de las aplicaciones, aumentando así su productividad.
    • Aumentar la competitividad: Las empresas tienen tiempo y recursos limitados. El outsourcing ayuda a una empresa a mantenerse enfocada en su principal negocio y no distraerse con decisiones complejas de TI. Así es como puede afrontar nuevos desafíos y perfeccionar sus ramas de negocio sin necesidad de ampliar la plantilla o el marco de su especialidad. Al externalizar estos servicios, la empresa puede centrarse en las actividades que le son propias en su sector, consiguiendo así una mejora de la calidad del servicio, sin otro tipo de distracciones.
    • Garantía de calidad en las aplicaciones: El equipo encargado del mantenimiento de aplicaciones siempre será profesional y con experiencia. Además, el outsoucing les permite contar con perfiles de expertos en alguna tecnología con dedicación muy puntual. De esta manera la empresa se asegura de contar con los equipos mejor formados y por tanto de la calidad en la evolución de aplicaciones. Las empresas que se dedican exclusivamente a los servicios TI tienen un grado de conocimiento y experiencia que les posibilita hacer dos tareas entrelazadas en un tiempo muy reducido. Pueden realizar los procesos de mantenimiento diarios mejorando las capacidades del software con los últimos avances. Esto se traduce en una reducción y optimización de los costos del servicio externalizado.
    • Focalizar a sus empleados en el core business de la empresa: El outsourcing permite a una empresa adaptarse a un enfoque laboral más acorde al modelo de empleado, y así dedicar sus recursos humanos donde más los necesita.

Metodologías de trabajo en el Application Maintenance Outsourcing

paper-3309829_1920Las Metodologías Ágiles se utilizan para llevar a cabo tanto el desarrollo como el mantenimiento de aplicaciones, ya que permiten coordinar el trabajo con los miembros del equipo, identificar los problemas en las primeras fases de desarrollo y por lo tanto corregirlos, así como diseñar soluciones y satisfacer las necesidades que pueda tener la empresa en la fase de evolución de la aplicación.

Además, existen otro tipo de técnicas para garantizar la máxima calidad en el mantenimiento de aplicaciones. Ejemplo de ello son las FarmTeam, que tienen como objetivo la formación constante de sus equipos de trabajo, contando también con una cantera de perfiles técnicos y de gestión, asegurando así que en el momento de que esta fuerza de trabajo pase a formar parte del equipo operativo, dispongan de experiencia y conocimientos necesarios para desempeñar sus funciones.

La imposibilidad de asumir el mantenimiento de aplicaciones por parte de las empresas, así como los numerosos beneficios que proporciona su externalización, han convencido a multitud de empresas de optar por el outsourcing, llevándolas a conseguir evolucionar sus negocios al mismo ritmo que el mercado y su competencia.

365 días de salud laboral

En 1948, la primera Asamblea Mundial de la Salud propuso que se estableciera un «Día Mundial de la Salud» para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (de ahora en adelante, OMS), y desde 1950 se viene celebrando cada 7 de abril.

Además de las múltiples iniciativas que se llevan a cabo por parte de diferentes organismos, también encontramos, en el ámbito laboral, una gran multitud de empresas que adoptan medidas concretas con el fin de favorecer la salud de todos/as sus empleados/as.

Así, poco a poco, este día se ha convertido en un altavoz para promover distintos programas de bienestar laboral por parte de las empresas que no solo tienen un impacto positivo en la salud de sus empleados/as, sino que también pueden generar un aumento significativo en el compromiso, la cohesión y la productividad general del equipo. Esto es, en definitiva, lo que llamamos salud laboral.

¿Qué es la salud laboral?

Podemos definir la salud laboral como un estado de completo bienestar físico, mental y social. Así, este concepto abraza la completa satisfacción y realización de todas las personas en su puesto de trabajo. Para conseguir una completa salud laboral se pueden distinguir dos factores elementales sobre los que focalizarse:

Factor psicológico. Se preocupa de la adecuación del candidato/a a las tareas específicas que va a desarrollar en su día a día. Tal es la importancia de este paso para que la persona se sienta plenamente feliz que si se realiza de manera incorrecta todo lo que prosigue caerá en saco roto.

Factor físico. Disponer de un entorno laboral seguro, higiénico y con las herramientas necesarias para facilitar el trabajo que se deba llevar a cabo en cada área específica.

Una vez descritos los dos conceptos base, uno psicológico y otro físico, conviene reconocer los cinco puntos que determinan la salud laboral des del punto de vista del trabajador.

¿Cómo se evalúa la salud laboral de un trabajador/a?

  • La motivación por las tareas que tiene que realizar. Es mucho más fácil sentirse bien en un trabajo que te guste que en uno que no te guste para nada.
  • La valoración que tienen sus compañeros y sus superiores de su trabajo. Según ellos, si son más valorados positivamente, su productividad incrementará.
  • La relación con los demás miembros de la empresa, tanto con los superiores como con los otros trabajadores. Estar bien con todos y no tener complicaciones permite estar más tranquilos y relajados en el día a día.
  • La situación económica, ya que la estabilidad laboral es uno de los aspectos que más afecta psicológicamente.
  • Los horarios, según si son más o menos flexibles.

A partir del conocimiento y seguimiento de estos datos, que se acaban convirtiendo en el termómetro emocional de la empresa, se interviene con un conjunto de medidas que influyen positivamente en cada uno de los puntos anteriores, y en consecuencia determinan la felicidad de los empleados.

Así es como se popularizaron actividades dentro y fuera del entorno laboral, como por ejemplo concursos, celebraciones de días específicos o ligas de fútbol entre compañeros, con el fin de mejorar la relación entre todos y lograr una plena salud laboral. Por ello es importante tener en cuenta que, aunque este día debe seguir marcado en nuestro calendario, la salud laboral es algo que debemos cuidar durante los 365 días del año.

Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación a nuestra política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies
Thank you for your message. It has been sent.